Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2014

Conclusiones sobre el inconsciente

Siempre salgo de la psicóloga enojada. Me molesta que me deje como tarea torturarme. Se sienta, me escucha en silencio mientras le vomito mis preocupaciones y cuando estamos llegando al final, saca una conclusión que me hace caer la estantería y usa su frase de cabecera para despacharme: "Vamos a dejarlo acá", me dice mientras cierra con un golpecito seco su cuaderno, mi cuaderno del inconsciente.

Uso las cuadras que separan su consultorio de mi casa para putearla por hacerme pensar. No recuerdo vez que haya bajado la escalera de la clínica sin decir: "hija de puta". 

Cuando me voy, en la sala de espera siempre están las mismas personas aguardando su turno para que uno de todos los psicólogos de ese sitio los torture a ellos. Siempre son los mismos cuatro. Una mujer joven muy agradable y sonriente (la siguiente víctima de mi psicóloga), un tipo vestido de oficinista que revisa su Blackberry mientras espera, una señora con una nena y un tipo raro.
Todos los miércoles n…