Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

Conversaciones breves II

- Te explico una cosa, amiga.

- Lo escucho, mi buen amigo.

- No es lo mismo ser el "SMS de las 4 am" que el "SMS de las 6 am"...

- ¿Ah no? ¿Por?

- Y porque si sos el #SMSDeCoger de las 4 am significa que el chabón está a punto caramelo. Y es un buen chongo. Casi educado, te diría. 

- Y el de las 6 am...

- Ese es el de desesperado. Ya no le queda nada, se tira una chance y ve qué pesca...

- Además si son las 6 am y sigue dando vueltas significa que está bastante enfiestado. Probablemente muy puesto o muy borracho. 

- Na, tampoco para tanto. ¡Está bien, boluda! ¡Recién está terminando la noche! Eso es lo que dura mas o menos la joda.

- ....

- ¿Me vas a decir que vos no aguantás hasta esa hora? 

- Eh...see...ponele...a veces...

-¡¿A veces?!

- ¡Y estoy cansada, qué querés! ¿Sabés la de veces que me sonó el teléfono tipo 7 am y tuve que fingir que recién llegaba?

- "La de veces"...

- Bueno, una o dos. 

- ¿Cómo que recién llegabas? 

- Claro, estaba en el 9no sueño y tenía una #…

Una de cal y otra de arena

El dicho dice que cuando te va bien en el amor te va mal en el juego, o a veces a la inversa. Odio el juego así que nunca pude comprobar si la frase alguna vez se confirma, pero una vez escuché una mucho más acertada y empecé a creer fielmente en ella: 
En esa película de chicas, El Diablo Viste a la Moda, la morocha protagonista ve su relación romántica desmoronarse frente a un inminente éxito laboral y no se da cuenta hasta que uno de sus compañeros le dice que cuando su vida amorosa esté totalmente destrozada, será el momento de recibir un ascenso. 


Una tarde de invierno mi celular sonó y una de las satisfacciones personales más grandes que haya tenido se confirmó del otro lado del aparato. Era un tipo que me quería en su empresa para trabajar. A mi. Para hacer eso que yo estudié, eso que sé hacer, eso que yo elegí ser en mi vida. Me lo había ganado con todos mis esfuerzos y nada más. Nadie había ayudado. Todo fue mérito mío y fue un sentimiento maravilloso. 
No había terminado de pro…

Conversaciones breves I

- ¿Y después del boliche qué hiciste? ¿Lo saludaste y te fuiste?

- No, me acompañó a mi casa y me pidió mi Facebook. 

- ¿Y se lo diste?

- No.

- ¡¿Por qué?!

- ¡Porque no lo quiero tener en Facebook! Detesto esta era digital en la que tenés que tener a todo el mundo en Facebook. ¡No lo conozco! ¿Para qué lo quiero ahí?
- Cierto que sos la más parca para aceptar gente... ¡Para chusmearle la vida, saber quién es, qué le gusta!
- ¡Pero no quiero saber todo eso porque va a dejar de interesarme! Prefiero enterarme de que le gusta Ricardo Arjona saliendo con él y en lo posible después de un buen polvo ¡no antes! Me sacaría las ganas de cogérmelo y está muy bueno...
- ¡Ay! Bueno. ¿Qué hiciste, entonces?

- Le dí mi teléfono.
- ¿Pero te lo pidió?
- No, pero se lo di igual porque le dije que no me gustaba Facebook.
- Estás todo el día en Facebook...
- ¡No es lo mismo! Además no quiero que me chateé. No quiero tener que estar viendo si me habla o no, qué me dice, tener que tener una conversación interesante to…