28 de abril de 2012

Una de taxistas I

- No vas a bailar hoy?

- Disculpe?

- Que si no salís hoy...a bailar o algo. 

- No...

- Por qué?

- Porque es jueves...

- Pero ya llevé varios chicos que salían. Sos la primera que se vuelve. Tu novio no quería salir?

- No es mi novio...y no suelo salir los jueves. Trabajo mañana y esas cosas. Los adolescentes y universitarios al pedo salen los jueves. 

- Entiendo, además hace frío. 

- Aha. Si agarra por ésta acá me deja justo en la puerta.

- El frío te saca las ganas de salir? 

- Depende, pero igual siempre prefiero salir en invierno que en verano.

- Y vas a bailar?

- No, no bailo.

- Todos bailan. 

- Yo no. 

- Sos de planes más tranquilos?

- Mse...

- Preferís ir al cine con tu novio?

- No tengo novio. 

- Bueno, ese chico que te puso en el taxi te lleva al cine?

- No. 

- Y no bailas por qué motivo?

- No sé, qué se yo...no sé bailar...!

- Yo bailaba re bien. Ahora me ves así todo gordo, pero antes cuando tenía tu edad...bah, qué edad tenés vos?

- ...

- Bueno, sí, por ahí, a los 18 jugaba al rugby en mi pueblo, estaba todo marcado. Porque yo no soy de acá, viste. Se me nota, eh?

- ....

- Soy de un pueblito de Córdoba, cerca de Villa María y allá para salir había que ir Villa María en colectivo. Nada de auto, claro.

- aha...

- Y para mis 18, tu edad más o menos, mis viejos me regalaron un gamulán. Sabes lo que es un gamulan?

- Un tapado?

- Sí, de piel curtida afuera y corderito adentro. 

- Aha.... 

- Bueno me regalaron uno de esos empezando el invierno. Fue la única vez que rezaba porque llegara el frío para usarlo. Y esperé ansioso el sábado para ponérmelo para salir.

- Y con qué se lo puso?

- Con una camisa de flores. En esa época era todo muy John Travolta. Usábamos camisas de cuello y puños bien anchos. Plataformas con taco y jeans oxford.

- Usted usaba plataforma con taco?

- Un poco, pero sí. Y arriba de todo eso el gamulán. Imaginate, caminando al lado de la ruta así vestido yendo al cheboli. 

- Aha...y?

- Bueno, cuestión que salí a estrenar mi gamulán nuevo re contento y cuando llego al boliche hacía un calor de los mil infiernos ahí dentro. 

- Claro, pasa seguido. 

- Imaginate que si me lo sacaba, porque no había guardaropas en ese momento. Si lo dejaba en una silla, me lo robaban. 

- Y entonces qué hizo?

- Me lo dejé puesto toda la noche. Nunca me cagué tanto de calor en mi vida. 

- Volvió sano y salvo el gamulán?

- Sí, todo bien, pero EL CALOR.

- Me imagino. No se enfermó cuando salió y el frío le pegó en todo mojado de transpiración?

- No me acuerdo, a lo mejor. En la esquina?

- Qué?

- Si te dejo en la esquina...

- No, a mitad de cuadra, por favor. 

- Uh me olvidé de poner el contador.

- laput...

- Dejá, no importa. Suficiente que me escuchaste

- Un placer.

- Buenas noches, linda.

- Chau, Gamulán. 

3 comentarios:

ro.anselmo dijo...

a los tahceros no les alcanza con radio10. la soledad en su máxima expresión.

Irenita dijo...

Hoy un tachero de no más de 25 años me habló todo el viaje del gorrito que se había comprado y que estaba estrenando. A mi sí me cobró el viaje.

Paco dijo...

¿Cómo hacés para encontrar esos taxistas?
Me mató la linea: "Con una camisa de flores. En esa época era todo muy John Travolta."