Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Una mañana cualquiera.

Era una de esas mañanas que no la venía pegando con nada. Demasiado temprano como para que mis escasas neuronas hicieran sinapsis. Todavía con la almohada marcada en la cara, me calcé unos lentes tan oscuros que, sumado a mi ceguera, no veía un carajo. Pero esa era la idea: No ver y no ser vista para seguir durmiendo por la vida a lo Homero cuando hacía de jurado y se ponía lentes con los ojos abiertos pero en realidad dormía.
Así fue como me planté en mi palier y me dispuse a esperar el ascensor que, en hora pico 7.30 am, tarda una eternidad en venir porque hay muchísimo tráfico en el edificio. El diariero estaría terminando de alcanzar las revistas Gente, Caras y Para Tí. Los diarios siempre los trae tipo 4 y media pero las revistas llegan más tarde y hay días en la semana que tiene que hacer una segunda visita.
También estarían dando vuelta LOS soderos. Va en plural porque hay una guerra campal entre Jesusa y Biarritz. Los que toman soda Biarritz somos los de un bando y los que toman…

Las dos computadoritas

Creo que tenía 12 o 13 años. Había una sola computadora en mi casa y estaba en la oficina de mi mamá, al lado de mi habitación.  El monitor tenía una parte posterior gigante y el mousse, con decirles que era cuadrado ya se darán una idea. 
Mi vieja trabajaba hasta tarde y yo con suerte podía usarla a las 9 de la noche o tal vez recién después de comer. Entre el último bocado y el postre yo empezaba a mover impaciente la patita debajo de la mesa y a rogar que Silvio terminara su último cigarrillo del día. 
Cuando ya había levantado la mesa, limpiar el mantel y hacer algún comentario sobre mi vida, mi mamá me miraba con cara de aprobación y yo, dejando una estela de humo detrás mío y rajaba a la pc.  El encendido de la PC tardaba al menos unos 5 minutos. Eso me daba tiempo para sonarme los dedos y armar la mochila de la escuela para el día siguiente. Dejaba todo listo para poder quedarme en la compu hasta el último segundo del día. 
En el escritorio tenía varias conexiones: Keko, Fibertel, u…