28 de enero de 2011

La chica de ciudad, deja la ciudad Parte I

Comportamientos universitarios tengo pocos, y mis amigos igual que yo o menos. A ver, sí, vamos a la facultad, cursamos materias, "estudiamos", rendimos y aprobamos (?). Pero ir a fiestas universitarias, salir los jueves y "bolichearla" lo hacemos...nunca. 


Este fin de semana voy por mi cuota de boliche 2011. Llegué a la conclusión de que no podía ser que esté por empezar mi cuarto año de carrera y no haya tenido una clásica noche de boliche en un pueblo con mis amigos de la facultad. Así que a Colón yo me voy. Mi amiga Pia es de Colón, Bs As. Sí Bs As. No Entre Ríos, no el río Uruguay, no al noreste sino al sudeste. Aclaro porque cada vez que dije que me iba un fin de semana a Colón todo el mundo entendió que me iba a Entre Ríos a meter los pies en el río. 


Estudié mucho con Pía en diciembre y ella siempre nos contaba sobre sus salidas en su "ciudad" natal. Ella es de la parte de mis amigos que sí va a boliches. Pía además habla mucho, mucho más que yo. Tiene unos ojos verdes muy grandes y una melena negra más grande que la del rey león. 


En los recreos inventados de estudio, Pía narraba noches con whisky arriba de un auto con mil chicas ebrias manejando, yendo a un boliche gigante que abría a las 4 am y cerraba a las 8 am y todos desayunaban en una panadería. Yo escuchaba atenta y me reía de sus anécdotas intentando imaginarme siendo parte de alguna de ellas, pero la realidad es que nunca he vivido algo similar y hasta creo que ni mi cuerpo podría soportarlo.
Yo soy de esa clase de gente que ve el sol y sale corriendo a su casa a dormir. No importa cuan copada esté la fiesta, cuanto alcohol en sangre tenga, cuando sale el sol yo tengo que tener la cabeza en la almohada. 
También soy aquella clase de persona que no se pone alegre. Yo estoy sobria o estoy muy borracha. Y cuando estoy muy borracha, más temprano me quiero ir a dormir. Soy un embole? Tal vez, pero la última vez que me quise hacer la guapa, me chupé hasta el agua de las paredes y quise seguirla hasta el amanecer, desperté al otro día abrazada a una olla y envuelta en papel higiénico (che, paren! no se crean cualquiera, fue hace 4 años eso!). Las quebradas están bien a los 16 pero no a los 21 y medio!.


Conclusión: Mañana parto con mis amigas Bárbara y Martina a la "ciudad" de Colón a vivir un fin de semana a pura fiesta pueblerina. 
En la planificación que Pía ya nos mandó por mail están incluidas "la noche de cocktail" y "la noche fuerte de boliche". Allá voy yo con toda mi predisposición, sacando garra y dientes. Si ellos, con mi misma edad, pueden chupar el doble y  mantenerse vivos 4 horas más que lo que yo estoy acostumbrada....yo tengo que poder...no?




NO?

3 comentarios:

Pia dijo...

Ay lo que te espera Galitaa muajajaja espero que puedas lograrlo amiga! yo confio en vos

ana güititi dijo...

Ay Galita, ay Galita, me gustan mucho las metas de tu vida.
Cuidate en los autos extraños (mirá quién habla).
Me acuerdo del día que quedaste abrazada a la olla. Fue el de mi cumple, no? Jaaaaaaaaaaaaajaaaaaaaaaaaaaaaa

O fue otro?

Bueno. Todavía no salgo de mi asombro de que Pia y por ende Mati sean de BsAs y no Entre Ríos.

Y yo quería estar hoy a la noche con vos!!!

Mica dijo...

jajaja si me habré visto en esa situación...pasar del "por qué no?" al "...ya me acordé por qué no", así que te deseo más suerte de la que me suele tocar!
Saludos!