15 de octubre de 2010

trescientossesentaycinco


365 días sin escuchar tu voz. 
365 días creyendo que vas a volver.
365 días sin poder decir "Silvito".
365 días extrañándote a cada momento.




Pero toda mi vida para recordar lo que fuiste y siempre serás para mi. 

1 comentario:

ana güititi dijo...

Estos últimos días estuve pensando una banda en el octubre del año pasado. Obviamente que lo iba a pensar... en especial el día que fuimos a Alberdi.

Estaba en el colectivo -medioconresaca- razonando que qué bueno que ibamos a ir en colectivo y no en auto, por esas cosas absurdas que puedo haber pensado.

Cuando volvía, en colectivo nuevamente, pensaba que qué bueno haber ido en auto. Haber dejado lo malo, el miedo y la tristeza, y seguir adelante, ¿no?

Después me acordé que unos días después, hace hoy exactamente un año, me diagnosticaron angina y mi médico me dijo que era por todo lo que nos venía pasando. Esa misma tarde me tomé un taxi y una fiebre y me fui a tu casa. Pensaba y pienso que qué bueno haber dejado lo malo, lo triste y el miedo, para estar esa vez con mis amigas, ¿no?

Bueno... si algo pasó en aquella época para el olvido fue que fuimos más amigas que nunca. Nunca nos organizamos tan bien como ese mes. O como ayer. O como esta noche.

Somos una masa y esa foto es muy linda. Silvio es un buen recuerdo y una sonrisa para todxs lxs que lo conocimos.