27 de enero de 2010

La niñera bocona

Esta mañana cuando llegué a cuidar a Mateo me encontré con la cara de la traición:

Esteban - El otro día tus amigas me contaron que te acosaron de preguntas sobre tus jornadas con Mateo. Y también me contaron que escribiste al respecto.

(aclaración: Conseguí este trabajo por medio del novio de Camila que es muy amigo de Esteban. Osea, que mi amiga Camila se ve seguido con Esteban. Maldita bocona)

Blonda - Eh? Ah? Ehh...AhhH! seee, me preguntaron de todo y les conté bien bien. Ehh...si escribí algo, pavaditas eh!

Esteban - Bueno ahora no te hagas la boluda y anotáme tu blog que quiero saber cómo escribís.

Mateo - Pa, qué es un blog?

Esteban - Un blog es como un fotolog, pero sin fotos. Es para escribir nomás.

Blonda - Emmm Ammm Ummm...no me sé la URL de mi blog (en serio, no la sé). Porque es diferente al nombre del blog es en inglés y no se le puse guiones para separa las palabras o qué. Yo siempre entro desde Blogger cuando pongo la contraseña...etcetcetc.

Esteban - Daaaaleee yo sé que la sabes.

A medida que me decía eso me acercó una birome y el día 25 de Enero del almanaque. No tuve otra alternativa. Ante la mirada insistente y dormida de padre e hijo, detrás del papel de almanaque, entre un refrán y otro, anoté con mi mano izquierda:

Las Pequeñas Cosas Blogspot. Buscar vía Google!

Tonta de mi que me distraje tomando un mate y no observé el paradero del papelito 25 de Enero con mi blog escrito. Debería haber prestado atención a si lo ponía en su bolsillo o lo dejaba sobre un estante. Si lo dejaba sobre un estante yo lo haría desaparecer "misteriosamente".

Esteban - Sos zurda eh? Y de qué signo chino sos?

Ahí terminó el tema del blog. Fiufff!
Ahora, tengo tres posibilidades. Una, que se le pierda el papelucho y jamas entre acá. Otra, que jamás encuentre este blog vía Google. Y la tercera es que bajo mucha insistencia lo encuentre. Me inclino por la segunda porque ya googlee mi blog y no lo encuentro ja!.

En fin. Y si lo encuentra qué? Me parece que no he hablado nada malo. Solamente espero que tengan un poquitito de humor sino, perdí mi orgulloso trabajo.

25 de enero de 2010

pequeña reflexión sobre mi actividad física



Cada comienzo de año me compro (o me regalan) una agenda. Usualmente contienen stickers que sirven para recordar cosas. Por ejemplo:

- me vino
- cumpleaños
- médico
- exámenes
- gimnasio
- ginecóloga
- !
- ?
- alegría
- felicidad
- tristeza

Los últimos todavía no se bien para que sirven porque usualmente no uso un cartel que me recuerda que ESE día en cuestión fue triste. Y el sticker "!" no sirve si no va acompañado de una frase exclamativa que yo misma tengo que redactar.

Cuestión que siempre me sobra alguno, así que, al principio del año siguiente cuando voy a cambiar de agenda, arranco las calcomanias que me sobraron de la vieja y los guardo en la nueva para seguir usándolos.

Este año junté stickers de casi 3 años de agendas. Los únicos que me siguen quedando de las antiguas libretas organizadoras son los que dicen GIMNASIO.

Tal vez...tendría que hacer algún tipo de actividad física...tal vez...


Blonda flácida?


22 de enero de 2010

aventuras de una no niñera capítulo dos: La primer semana con Mateo.


Con Mateo ya pasamos más de 15 horas juntos y cada vez nos entendemos mejor.

Llegué el miércoles a las 8 menos 5 puntualmente como había pactado con Esteban (su papá). Esteban se tomó unos mates conmigo mientras terminaba de preparar sus cosas para irse a trabajar. Todavía no sé de qué trabaja, pero lo que sí sé, es que puede llevar su hippismo con él al laburo porque se fue vestido con un jogging muy gastado, sus pocos pelos despeinados y con una remera en la cual pude constatar hasta 3 agujeros.

La casa está al borde entre lo pintoresco y el abandono. Antes de irse, Esteban, me explicó algunos trucos caseros:

Esteban - Bueno la puerta del patio se traba con el piso así que tenes que empujarla hacía arriba. La puerta de la casa no tiene cerradura, así que si salen, cierren con el candado. No tomes agua de la canilla...no te lo recomiendo. Si subís al entrepiso cuidado con las tablas flojas porque podes seguir para abajo. Y bajo ninguna circunstancia abras el agua caliente...podría explotar algo.

Antes de irse me dijo:

Esteban - Así que estudias Comunicación? Yo llegué a hacer 1er año y dejé. Te gusta escribir?

Blonda - Sí, mucho.

Esteban - Sí? Después mostrame algo.

Blonda - Mmmm...si tengo dos blogs ahí escribo cositas.

Esteban - Uhh! después dame el link así leo algo.

Obviamente tendré que hacerme la boluda hasta el fin de mi trabajo para no darle la dirección de este blog.

Según la información que recopilé, los chicos en vacaciones se acuestan tarde y se levantan tarde, así que opté por llevarme Fernando Mires y la revolución de Chile para pasar la mañana. Pero no llegué a leer el título que Mateo asomó sus oscuros ojos marrones desde el entrepiso y me miro muy sonriente. Eran las 8.15 am. Ese iba a ser un día muy largo.

Me pidió que le hiciera un mate cocido. Yo, ingenua, busqué un saquito similar al de te que dijera "mate cocido". Después de inspeccionar un poco la cocina y todo a mi alrededor pude imaginar que si no tenían azúcar, menos que menos tendrían mate cocido en saquitos. Puedo ser tan fifi a veces!. Con mis dos neuronas destinadas a la gastronomía adiviné cómo se hacía un mate cocido con yerba y un colador pequeño.

Afortunadamente Mateo es muy hablador, se rie mucho y cuando lo hace se le frunce mucho la nariz, y con ella, algunas pequitas que se esconden detrás de su bronceado. Tiene el pelo corto pero muy desobediente, aunque se lo aplastes, atrás siempre le queda parado. Hablamos durante 1 hora y media. Mateo toca la batería, tiene una banda con un amiguita y otro chico y hacen covers de AC DC. Va a la escuela Mariano Moreno y es muy vago para hacer actividad física. Congeniamos rápido. Tengo que reconocer que para ser mi primera experiencia cuidando un ser vivo, encontré justo al chico ideal. Es muy obediente además de ser inteligente y muy observador.

Intenté hacerme la que entendía como tratar a un chico e hice esas preguntas de rutina como "yyyyyyyyyyy qué materia te gusta más?" "ennnn serrrriooo? una cucaracha gigante de tamaño cama king zize?" Pero a la media hora de esforzarme para hablar como maestra jardinera casi mogolica, renuncié y empecé a ser yo sin darme cuenta: Maldecir a todos y a todo constantemente, hablar como si estuviera conversando con un amigo y a llamarlo cariñosamente "enano".

Aunque nunca quise este trabajo que ahora tengo, no pude evitar odiar a mi predecesora Ceci (Sesi). Sesi estudió bellas artes y es la niñera de Mateo desde hace 2 años. Ahora se fue de vacaciones y por eso recurrieron a mi. La casa está poblada de manualidades que Sesi le enseñó a hacer al enano. Algunas, muy afeminadas para mi gusto, como dos móviles de mariposas que penden del techo que da al entrepiso. "A Mateo le gusta mucho pintar" me había dicho su papá. "Cagamos" pensé yo que no tengo ni idea de cómo se agarra un pincel. Yo puedo enseñarle Foulcaut pero no creo que al chico le interese. Pero resulta que a Mateo también le gustan mis formas inventadas de jugar a las bolitas y mis futboles caseros. Le gustó mucho que yo supiera jugar a 20 juegos del Sega y que me encanten Los Padrinos Mágicos.

A mi me encantó que Mateo conociera Gondwana y le gustara AC DC. También me gustó que cuando le puse Social Distortion mientras hacíamos la comida me hiciera la mímica idéntica de la bateria de todos los temas. Y por último, cuando le presenté a Los Ramones mientras comíamos banana con azúcar en el patio me compró con un "ey, esto está bueno".

Hoy nos despedimos hasta la semana que viene. En pocos días nos acostumbramos uno al otro y hasta creamos nuestros propios códigos. Cuando me estaba yendo me preguntó:

Mateo - Venís la semana que viene no?

Y con eso, se me abrió el corazón!

19 de enero de 2010

aventuras de una no niñera


Todo el que me conoce sabe perfectamente que a mi no me gustan los niños. Me gustan pero no me gustan cuando están llorando, cuando se moquean, cuando se ponen en caprichosos, cuando gritan, cuando patean, cuando desobedecen, cuando te tiran con cosas, cuando critican, cuando hablan mucho, cuando son tímidos, cuando se pelean con otros niños de similares características. Fuera de esos momentos, me caen bastante bien chicos.

Todo eso se debe ser, quizás, el motivo por el cual nunca me relacione estrechamente con infantes. Además, no tengo primos, ni hermanos, ni sobrinos, ni cuñaditos, ni nada. Solo tengo sobrinastros, a los cuales veo poco, pero siempre me llevé bien.

Recuerdo algunos escasos incidentes que tuve con mi sobrinastra Abril (espero que su madre no lea esto). Resulta que un día la bebe estaba en su corralito y yo me puse a jugar con ella y con un pulpo del hule semejante a un patito de hule para bañadera. Apretaba el pulpito, la nena reía, y todos estábamos contentos. Todo perfecto hasta que el pulpito de hule se me cayó encima de la cabeza de la chica y, me cago en su estructura osea, la frente de la nena se puso de color rojo pasión, su cara mutó de sonrisa a pucherito y empezó a llorar con mucha fuerza. Asustada de reconocer(me) que soy un desastre con los niños, huí lo más lejos posible de la nena y me puse a leer una revista en la otra habitación. A los pocos minutos su madre acudió al llanto desesperado de su hija y comenzó a preguntar a todos si sabían porque la nena tenía la frente toda la colorada. Yo, ni mu.

Otro incidente similar fue el que me sucedió con el hermano de Abril, Máximo. Siempre jugábamos a que yo lo alzaba, lo ponía boca abajo y simulaba que se me caía. Hasta que un día se me cayó. Por suerte ya era bastante grandecito y pude razonar con él y a cambio de su silencio le dí un chupetin. Soborno y crimen apaciguado.

Dejando de lado esos 2 accidentes, bueno sin contar el día que se me cayó un hijito de una amiga de mi mamá del tobogán, pero ese no cuenta porque el buenito de Agustín no lloró, así que fue como si no hubiera pasado nada. Bueno, como decía, dejando de lado esos 2 (3) accidentes, me considero una persona que puede quedar al cuidado de un chico.

Qué quiere un padre cuando deja a un chico solo? Principalmente que el pibe no se muera, no se accidente ni rompa todo. Bueno, yo para eso sirvo. Conmigo no se va a morir, no se va accidentar (a menos que yo lo toque) y no va a romper nada. Pero tampoco se va divertir horrores porque no tengo ni idea de cómo se hace para divertir a un infante.

Pero de eso me dí cuenta hoy. Resulta que hoy conseguí un trabajo temporal de niñera gracias a la no ayuda de mi amiga Camila.

El fin de semana pasado, estábamos con Camila en el super planeando la cena cuando ella se encontró con unos conocidos que le preguntaron si les había conseguido una niñera. (dato a destacar: Camila es niñera y sabe de otras niñeras). Camila argumentó que todas sus amigas estaban de vacaciones y las que quedaban no podían. En ese momento tosí con sutileza y le recordé a mi amiga que estaba yo estaba desempleada y extremadamente al pedo....
Es inexplicable la carcajada que lanzó mi amiga...

Camila - juajajajajajajaajaa VOS? JUAJUAJAUJAUAJAUAUA. Pero si vos odias hasta las plantas JAJAJAJA. Cuando nazca mi bebe dudo que lo quieras ir a ver al hospital por miedo a que llore!!

(dato a destacar 2: Camila está embarazada)

En ese momento creí que mi escasa posibilidad de obtener un trabajo veraniego se habían extinguido, pero al parecer esta familia estaba demasiado desesperada y pese al llanto de risa de mi amiga aceptaron que cuidara a Mateo de 8 años.

Mañana empiezo y los padres de Mateo me dijeron que le gusta mucho dibujar, hacer manualidades y cosas de construcción. Que mire tele, pero no mucha y que juegue a la compu, pero no tanto.

Pregunta: Cómo hago para entretener a un chico 7 horas?
Necesito ayuda! No se jugar con chicos!

Tengo miedo!

14 de enero de 2010

5 rings y deberías cortar!

Estaba chateando y escuchando música. Sonó el teléfono. Siguió sonando. Sonó un poco más. Un poco más. Listo. Cortaron!

A los cinco minutos se repitió la situación. Yo seguía chateando y escuchando música cuando un sonido RING RING interrumpió a mi cantante. Sonó, Sonó, siguió sonando, no paró, un poquitito más. Cortaron!

Es necesario? Es realmente necesario hacer sonar el teléfono hasta 12 veces? Si no te atendieron a la quinta vez claramente significa que no hay nadie!
Porque si estuvieran en el baño, ya al quinto sonar alguien salió y te atendió. Si estuvieran lavando ropa en el lavadero con el aparato funcionando a todo ruido, es casi lo mismo que no estar porque uno no escucha ni el primero ni el segundo ni el decimosegundo ring. El teléfono fijo no es como un celular que tiene tono en aumento, tiene siempre el mismo tono, al mismo ritmo, con el mismo tempo. Sí tempo!

Es un dilema que pocas personas comprenden sobre mi. YO NO ATIENDO EL TELÉFONO FIJO DE MI CASA.

A modo de ejemplo:

Situación: Noviomio y yo mirando TV muy panchos sobre el sillón. Casi como Homero y Mr Burns en la cabaña de la montaña cuando esperaban que llegaran los demás empleados. Así de cómodos estabamos.

el teléfono suena, suena, sigue sonando, suena un poco más.

Noviomio - No vas atender?

Blonda - No.

Noviomio - Por qué no?

Blonda - Porque no es para mi

Noviomio - Cómo sabes?

Blonda - Porque si fuera para mi me hubieran llamado al celular o me hubieran dejado algo escrito en el msn o en su defecto en el facebook.

Noviomio - Y si es algo importante?

Blonda - Me llaman al cel. Además, nadie tiene nada importante para decirme. Y si lo tienen de seguro primero me llaman al cel.

Noviomio - Atende por favor, es insoportable!

Blonda - Yo ya ni lo escuchoooooooo.........

Pero yo no era así eh!

De pequeña era la clásica niñita que salía corriendo cuando sonaba el teléfono y atendía a todos los que llamaban y me enojaba muchísimo si alguien atendía antes que yo:

Blonda pequeñita - Holaaaaaaaaa

Alguien - Holaa linda, cómo estas?

Blonda pequeñita - Bieeeeennnnnnnn

Alguien - Cómo va la escuelita?

Blonda pequeñita - rrrrrreeeee bieeennnn

Alguien - Te gusta?

Blonda pequeñita -

Alguien - Me das con tu mami?

Blonda pequeñita - Tí, mamiiiiiiiiiiiiiiiii telefano!!!!!

Bueno, pero con los años se me volvió cada vez más fastidioso atender los llamados. Con la adolescencia me volví idiota y perdí la memoria de quienes llamaban y me daba mucha flojera anotar los llamados, además por ser adolescente y creer que me las sabía todas, pensaba idiotamente que podía recordar los 40 llamados que mi mamá recibía a diario por trabajo:

Madre - Me llamó alguien?

Blonda adolescente idiota monosilábica - Ana...El del banco....y nadie más.

Madre - Seguro?

Blonda adolescente idiota monosilábica - Seee...no hinches.

Pero en realidad habían llamado Ana, El del banco, La de la facultad, la vecina, el jardinero, el de los huesos, un colega, un alumno, otro profesor y algún otro amigo. Cuando mi mamá se daba cuenta se venía el quilombo:

Madre - TE CUESTA TANTO ANOTAR? TENÉS EL PAPEL AL LADO DEL TELÉFONO! GARABATEAS MIL DIBUJITOS CUANDO HABLAS CON TUS AMIGAS Y NO PODES ANOTAR QUIÉN ME LLAMÓ A MI!!!!!! (notese que las mayus son gritos)

Sepase comprender, además, que yo a esa altura de mi vida todavía hablaba usaba el fijo. Parloteaba imbecilidades y organizaba salidas. Ahora, que ya no parloteo imbecilidades por ese medio (pero si por otros) y no organizo salidas sino que espero que me inviten, ya ni lo uso, a menos que no tenga ni internet ni saldo en mi propio teléfono.

Este asunto era una pelea interminable hasta que un día mi amiga Lula me dio una solución sin siquiera darse cuenta que había salvado a mi madre de la muerte. Porque yo iba a matarla!

Ring ring en la casa de Lula.

Blonda - Ey Lula, no vas atender?

Lula - No.

Blonda - Por qué?

Lula - Porque no es para mi.

Blonda - (se le encendió la lamparita)

Ese día volví a mi casa y el teléfono sonó. Me costó mucho pero no lo atendí. Fueron dos o tres veces más que me tuve que esforzar para no atenderlo. Ahora ya me sale natural. Es tan fácil, tan cómodo, tan silencioso. Odiaba esas conversaciones con el que llamaba:

Blonda ortiva pero ya no tan adolescente - Hola,,,,

Alguien - Hola, qué tal, está Livia (esa es mi mamá)

Blonda ortiva - No.

Alguien - A qué hora vuelve?

Blonda ortiva - No se, salió a dar clases.

Alguien - Ah...bueno, le podes decir que llamó Juan Mauricio Forze con Z Medina De Peréz?

Blonda ortiva - se

Alguien - No te vas a olvidar eh

Blonda ortiva - no.

Alguien - Bueno por las dudas te dejo mi teléfono y mi celular.

Blonda ortiva y fastidiada - Espere que busco para anotar.

Alguien - Bueno, no dejá, pasame su cel por las dudas

Blonda ortiva - 155número falso.

Alguien - Bueno gracias

Blonda ortiva - De nada

Alguien - Con quién hablé?

Blonda re podrida - Con la hija

Alguien - Bueno, chau nos vemos.

Blonda re podrida - Chau

Bueno ahora multipliquen esa conversación x 30 veces al día y entenderán porque ya no atiendo más el teléfono en mi casa.
Igualmente este es un secreto que tengo oculto de mi progenitora, porque si supiese que no atiendo me mataría por vaga. Además ella tampoco me llama a casa porque si me llama al cel es gratis, así que jamás sabrá de mi gran y oscuro secreto de vagancia.

Pero insisto, me molesta mucho que lo hagan sonar durante tanto tiempo. SI SUPUESTAMENTE NO HAY NADIE PARA QUÉ ME MOLESTAN HACIÉNDOLO SONAR TANTAS VECES?!


Blonda* no fone (esto es un link a una canción)

11 de enero de 2010

Cuando se termine esta lista de reproducción...

Cheek to cheek - Ella Fitzgerald y Louis Armstrong

How deep is the ocean - Frank Sinatra

Candy - Iggy Pop

Sunday morning - The Velvet Underground and Nico

Loosing all control - Rooney

Tu bello ser - Restos Fosiles

10.000 Nights of thunder - Alphabeat

Fairly right - Elvis Costello y Bajo Fondo Tango Club

Como te extraño mi amor - Cafe Tacuba

Dejate Caer - Cafe Tacuba

Mártires de Trelew - Eterna Inocencia

Back to me - Coconut Records

Let's reggae all night - Cansei de Ser Sexy

Hells Bells - AC/DC (lo ví en vivo vieja)

Chica rutera - Él mató un policía motorizado

Diste lo que diste - Scraps

It won't be long - The Hives

Queen of apology - The Sounds

Left right in the dark - Julian Casablancas

La marea - Vetusta Morla (pa' Bar)

Hysteric - Yeah Yeah Yeahs

I'm throwing my arms around Paris - Morrissey

Time to pretend - MGMT

Sometimes I do - Social Distortion (SEEEEEE)

Bad Luck - Social Distortion

Story of my life - Social Distortion

Sick boys - Social Distortion



...me voy a dormir!

Blonda noctámbula!

9 de enero de 2010

88.90? Me estas cargando? (todavía no lo puedo creer)


Retribuyendo! (esto es un link)

El año pasado, osea hace poco, me dirigí a Yenny a comprar mi regalo de navidad de parte de mi mami.

Por qué no fui con mi mami? Porque mi mami tiene una pazz (por no decir otra cosa) cuando se trata de hacer regalos y puede tardar hasta dos meses en comprarme algo que le pedí. Si es un regalo para otro y tiene fecha límite va corriendo al centro a las 8 menos 5, compra lo primero que se le ocurre y después va a la casa del invitado argumentando: "ay! lo estuve buscando un montón de tiempo y me pareció una chucheria perfecta para tu cocina/living/baño". Pero cuando se trata de regalos para mi, no hay apuro, según ella. Por otro lado estoy yo, que soy lo más impaciente y caprichoso que puede haber sobre la faz de la tierra. Si quiero algo, LO QUIERO AHORA. Y si me prometieron regalo de navidad. LO QUIERO PARA NAVIDAD. (¿comportamiento hija única? naaaa)

No hubo caso, no pude arrancarle ni la voluntad ni el dinero para el 24 a la noche, así que me aguanté, con muchísimo esfuerzo, hasta el 26 a la tarde y arrastré al noviomío al Alto Rosario a comprar mi deseado libro.

Además de encontrar LA ENTREVISTA PERIODÍSTICA de Jorge Halperín, encontré mucha gente tomando café, manchando libros que no iban a comprar y mirando las nuevas agendas. Mucha gente amontonada, mucha gente impidiendo el paso, mucha gente fastidiando, mucha gente haciendo nada, MUCHA GENTE. Busqué frustrada un alma que estuviera haciendo lo mismo que yo: COMPRANDO UN LIBRO. Y no encontré a nadie. Sólo encontré personas canjeando sus puntos Yenny por planchitas para el pelo o escuchando cds, pero nadie yendo a pagar un libro.

¿Cuándo las librerías se convirtieron en cadenas con bar, desquería, venta de dvds, etc? En cualquier momento con guardería, cosa que no vendría mal porque ese día había gran cantidad de mocosos sueltos sin supervisión de un adulto "responsable".
Yo recordaba esas pequeñas librerías con olor a libro viejo, atendidas por gente con conocimiento literario y con cierta idea de lo que cada libro contenía. No ese chiquero ignorante!. Pensé que la gente estaba ahí comprando libros y aumentando su masa cerebral con grandes autores, llenándose de historias y buscando una buena opción para leer en la playa. Que equivocada estaba.

Queriendo huir, con mi libro en mano que conseguí con la lenta ayuda de una tal Marianela, fui a la caja y ví que delante mio había una persona que estaba comprando un libro. Sí! un libro con hojas escritas y encuadernadas. Haciéndome bien la boluda, que me sale re bien, le eché un ojo a la mujer delante mio, una mujer como yo, una lectora. Que emoción, no estaba comprando Héroes 2da temporada o una agenda de Maitena, tampoco estaba canjeando puntos. Estaba comprando un libro.

Me puse en puntitas de pie (rara vez necesito hacerlo), miré por encima de su hombro, enfoque mi miope vista sobre el libro que tenia la señorita en sus manos y el libro era...

Ludovica Squirru. Horóscopo chino para tigres edición 2010.

Que pena. Que tragedia. QUE HORROR

Moví mi cabeza en forma de insatisfacción y sentí vergüenza de mi ingenuidad de pensar que había algún ser en ese lugar comprando un libro de calidad.
Cuando llegó el momento de que la señorita, en horóscopo chino tigre, pagara su libro, fue aún más mi desilusión.

Srita que atiende - 88.90$. Tiene tarjeta Yenny?

88.90$ PARA LEER LAS MENTIROSAS PREDICCIONES DE LUDOVICA NO SE QUÉ CARAJO?! 88.90 PESOS DESPERDICIADOS EN 200 HOJAS DE BASURA HORÓSCOPEDICA?
88.90?!!!!!!!!!

Ahora que lo re pienso. Tal vez la boluda soy yo, que cree que todavía se va a una librería a comprar libros para aprender algo útil. Tal vez la boluda fui yo que pagué 62 pesos en un tipo que me enseña a escribir, a entrevistar y encima escribe de puta madre. Tal vez la boluda soy yo que no estaba en Yenny tomando cafe y chusmeando best sellers que jamás leeré.

Pero ahora que lo re re pienso. Boluda yo? Ni ahí. Boluda ella y toda esa chusma. Porrrrr dio'
BLONDA! en horóscopo chino Serpiente según Blogger. Pd: además, si quiero saber mi horóscopo leo el de Barbi Corazón que lo dice todo. (esto también es un link) y no gasto 88.90$

7 de enero de 2010

Mi mamá, la antropóloga II: La sra que limpia(ba)

Mi mamá, una vez al año se va de campaña. Irse de campaña significa que se van un montón de arqueólogos, antropólogos y otros colados al medio de un campo, que en algún momento estuvo en posesión de los indios, se instalan en una casa próxima o en carpa (los más jóvenes) y se pasan semanas todos tirados en el suelo con pincelitos sacando huesos de la tierra.

El premio más grande de irse de campaña, para esta gente, es la cantidad de huesos, huesitos, craniecitos y dientecitos que traen del viaje al Sur. Como el oficio del antropólogo es, además, compartir sus hallazgos con sus colegas, se los intercambian entusiasmados entre ellos como si fueran figuritas.

Un día, hace unos cuántos años, mi mamá vino de uno de esos viajes con 3 cabezas que había juntado y otros restos que había intercambiado con sus colegas. Llevó su gran tesoro a su estudio (la habitación continua a la mía) y se dispuso a organizarlos en el placard de las toallas porque ya no había más lugar en su despacho de la facultad y mucho menos en los estantes con cajas destinados para esas cosas en la propia habitación. Obviamente, todas las toallas terminaron en mi pieza y el placard de su estudio quedó llenó de calaveras metódicamente ordenadas.

Tres días más tarde de haber hecho el cambiazo de toallas por cráneos, mi mamá le dijo a la señora de la limpieza que teníamos en ese momento, que cambiara las toallas de ambos baños y pusiera a lavar las sucias. Ni mi mamá ni yo recordamos lo que habíamos hecho hasta que escuchamos un grito proveniente de la habitación continua a la mía y corrimos a socorrer a la mujer que estaba blanca como un papel casi desmayada sobre el escritorio de mi mamá y miraba fijamente una cabeza que "la observaba" desde el segundo estante del placard.

Al principio del incidente no entendimos que pasaba, repito: nosotras estamos muy acostumbrados a tener calaveras en el placard en vez de ropa. Al cabo de unos segundos, mientras la mujer balbuceaba unas oraciones y señalaba horrorizada las cabezas, comprendimos la causa de su susto. La sentamos en una silla, lejos del estudio, y mi mamá le explicó que no eramos asesinas y que ella se dedicaba a excavar restos humanos pero como de 100 o 200 años, osea, nada fresco.

La señora escuchó atenta la explicación de mi mamá con un rosario de plástico rosado entre las manos. Cuando mi mami terminó de justificarse y disculparse, y yo terminé de darle agua y abanicarla, le ofreció a la trabajadora tomarse el día libre, irse a su casa, descansar y volver directamente el próximo día de trabajo. La mujer dijo haber entendido la explicación, aceptó la propuesta de mi mamá y prometió volver, como siempre lo hacía, la semana siguiente. La acompañamos a la puerta y la despedimos con palabras de aliento, sonriendo y agitando las manos. Ella, fingió una sonrisa aunque se fue mirándonos de reojo. A la semana siguiente, olvidadas el incidente, esperamos que la mujer llegara a trabajar a mi casa como hacía todas las semanas pero nunca llegó, nunca más volvió ni nunca más supimos de ella.

Me pregunto por qué será...

4 de enero de 2010

Mi mamá, la antropológa I

Wiki (Dios) dice que la antropología es esto:

Antropología Biológica (también conocida como antropobiología). Esta rama analiza la diversidad del cuerpo humano en el pasado y el presente. Incluye, por tanto, la evolución de la anatomía humana, así como las diferencias y relaciones entre los pueblos actuales y sus adaptaciones al ambiente. En ocasiones, abarca la evolución de los primates.

Más datos aportados por mi:

Mi mami, se dedica al análisis de las comunidades indígenas en el sur de nuestro país. Sus formas de vida, y las enfermedades que destruyeron a muchas de esas comunidades. Antes de que, claro, llegara Roca con sus expediciones asesinas.

Vivir con una antropóloga es esto:

Mi mamá, debido a su oficio, tiene grandes armamentos de muertos en su despacho de la facultad de Humanidades y cuando el despacho le rebalsa, bueno, trae algunos hombrecitos a vivir a casa con nosotros en cómodas cajas acolchonadas.

Para mi, como para mi mamá y para algunos de mis amigos más allegados, el oficio de mi madre ya nos parece una rutina. Nada nos asombra y podemos hasta encontrar humor en el ejercicio de su carrera. Pero las personas que no están acostumbradas a esto, les llama un poquito la atención su trabajo.

Esta sección será un rejunte de anécdotas que mi mamá ha ido recolectando en sus casi 40 años de ejercicio y yo, en mis 20 años de existencia.

Blonda espera que les guste esta sección

2 de enero de 2010

100 cosas que odio parte VI



10 cosas que odio cuando manejo:

- A los que van paseando con el auto a 10 km/h y por la izquierda. En realidad, odio a los que usan el auto para pasear. EL AUTO ES UN MEDIO DE TRANSPORTE CON UNA META.

- Y también a los que van a 10 km/h por la izquierda aunque no paseen.

- El cinturon de seguridad porque me raspa el cuello. Pero hay que usarlo chicos.

- Chocar. (chiste negro e interno)

- Los gorditos boludos que circulan de noche sin luces y encima no frenan en las esquinas.

- Los taxis que zigzagean.

- Los árboles. (chiste negro e interno bis)

- Los que limpian los vidrios aunque vos le decís que no tenes para pagarles y encima después se enojan y te lo dejan sucio. (no quiero comentarios tipo: "eh pero se están ganando la vida" porque ya lo sé, el asunto es que yo no salgo de mi casa con plata pensando "capaz que un buen hombre me quiera limpiar el vidrio" así que si no tengo plata que no me dejen el vidrio sucio!).

- A los peatones que los dejas pasar y encima te gritan.

- A las mujeres que van colgadas del volante. Ellas no manejan, el auto las maneja a ellas.