Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2009

Charlas de ascensor

Imagen
Vivo en un piso 12 y paso aproximadamente 5 minutos por día en el ascensor, ya sea bajando o subiendo. Con los años (ya van 20) he ido adquiriendo tacticas para evitar compartir mis ascensos o descensos con gente. Simplemente por el hecho de que no tolero las "charlas de ascensor".

Cuando estoy llegando a mi casa y viene algún vecino detrás mio, como la mejor ortiva, apuro el paso y me meto rápido en mi edificio cerrándole, prácticamente, la puerta en la cara al que viene atrás. Acto siguiente, me meto muy rápido en el ascensor esperando que, con mucha suerte, no me alcance.

En el caso de que tenga que bajar, osea de mi DPTO a la planta baja, y el ascensor para en algún piso, me escondo detrás del tablero para que el que está cerrando la puerta de su casa (y previamente llamó el ascensor) no vea ni escuche que éste llegó y yo pueda seguir mi viaje sola.

Pero en el único momento que estoy sin armas frente a compartir el elevador con vecinos es cuando yo voy a bajar y ya viene co…

El balillo

Hay muchas anécdotas que se heredan de generación en generación, y yo provengo de una familia que ha acumulado muchas a lo largo de los años.
Mi mamá es muy talentosa teatralizándolas, imita voces, gestos y narra deliciosamente.
Esta es una de las últimas:

Mis bisabuelos, de origen libanes, tenían un almacén en un alejado pueblo de Santiago del Estero. Un día, el tío que hacía el inventario enfermo gravemente y mi bisabuelo tuvo que encargarse de contar cuántos productos tenían de cada cosa. Al momento de contar cuántas cajas de escarbadientes había en el local no pudo encontrar en el libro de anotaciones del tío la sección donde se anotaban esos palitos. Busco como en la E de escarbadientes, en la M de mondadientes, en la P de palillo, hasta busco con el D de dientes, pero no hubo caso, no aparecía el inventario de cajas de escarbadientes.

Días más tarde, cuando el tío libanes mejoró, el bisabuelo le pregunto en qué sección anotaba él los escarbadientes y el buen tío libanes, en su m…

blanca y estudiosa

Hace una semana aproximadamente, me encontraba en el banco en busca del resumen de la tarjeta:

Blonda - Hola, qué tal?, vengo a buscar el resumen de la cuenta 4.761etc.

Sr. Banquero - Sí querida, aquí lo tienes

Sí, habla así. Creo que es de Misiones o no se donde mierda.

Blonda - Graaaccciiiiiassss

Y me quedé mirando los débitos del resumen ahí mismo en la ventanilla cuando el Sr. Banquero dijo:

Sr. Banquero - Estas muy blanca nena, tu deberías tomar más sol. Por qué no tomas un poco de sol del mediodía?

Ahí se me fue el buen humor que tenia, dejé de mirar mi resumen, levanté la cabeza y lo miré verde de la ira:

Blonda - Sabe por qué no tomo sol? Porque YO estudio en la universidad y estoy llegando a los finales y como mi intención es recibirme en los próximos 3 años prefiero resignar mi color tostado para poder terminar mi carrera pronto y ser profesional. No tengo tiempo de tomar sol, tengo cosas más importantes que hacer, eso lo hace alguien que está al pedo y yo si estoy blanca, no estoy …

Laura Divaga

Imagen
En realidad esta es una devolución textual. Mi amiga Laura me escribió el texto más hermoso que alguien pueda haber escrito sobre mi para mi cumpleaños y quiero retribuir tan bello regalo para su cumpleaños número veinte. Probablemente no tenga tanto éxito como lo tuvo ella, pero al menos voy a intentarlo porque yo también tengo muchas cosas lindas para decir de ella.


Existen ciertas características de Laura que son las primeras que se me vienen a la mente cuando pienso en ella.

La primera es su sonrisa. Es probablemente la persona más alegre que conozco, aunque muchas veces yo sé que está triste, ella siempre le mete una sonrisa a todo. La única vez que vi llorar a Laura fue cuando Argentina quedó afuera del mundial Alemania en el 2006 y me echo la culpa a mi por romper la cábala para ir al baño. Entonces, esa fue la única vez que la vi llorar y encima fue mi culpa.

Hablando de mundiales, desde que conozco a Laura, desde hace ya 7 años (guaaa), ella dice que va ahorrar para el siguie…

WARNING COLUMNA!

Imagen
Hace dos días me encontraba en la infínita cola del Rapipago con la única finalidad de pagar mi abultada cuenta de Gas.
Como siempre, estaba enchufada (es decir escuchando música en el celularr porque soy re top) mientras esperaba mi turno.

Blonda tarareando - I will waitAs longAs itWill takeMe toGet backTo youLalalaaaaa!

Cuando un cartel llamó poderosamente mi atención y dejé de prestarle atención a mi nueva canción fávorita para leer atentamente lo que decía.

Sí, sí, la foto que acompaña este posteo es la imagen que retraté en ese momento del cartel que logró toda mi atención.

Surgiéronme las siguientes preguntas:

1. La columna, no es más llamativa que el cartel?
2. Uno no ve primero la columna y luego se fija en lo que está pegado en ella?
3. No es lo suficientemente grande como para no notarla a la pobrecita?
4. O si, bueno está bien,no viste la columna para cuando estas lo suficientemente cerca como para leer el cartel...ya viste la columna
5. No hubiera sido más práctico pintar la columna…

Una historia de amor de tercera posición

Imagen
Se conocieron en un proceso de noches rosarinas con mucho alcohol y música. Comenzaron con unas miradas discretas, luego unas menos discretas, después unas miradas obvias, y fue necesario que ella amenazara con un novio para que él se hiciera cargo de la situación y se presentara oficialmente como un pretendiente.

Primero fueron unos besos, luego unos cariños escritos y más adelante cada uno se animó a decirse un "te quiero". Ella siempre fue la más fría de los dos, la más distante y hasta un poco desinteresada. Él, con una personalidad de Romeo, era capaz de escalar murales con enredaderas y dar serenatas a un balcón con reja del 5to piso.

Anacleta, la protagonista de esta historia, a veces bajaba la guardia y en frente de todos de sus amigos, abrazaba a Miguel, (su enamorado) le estampaba besos por las mejillas y lo miraba enamorada por tiempo infinito. Él, siempre atento, controlaba todos los movimientos de ella cuando salían juntos y se ponía muy celoso si Anacleta habla…

con gusto a menta escarlata

Imagen
Ahora que me pongo a pensar, tengo un problema grave con las golosinas con dibujos de relojes. Habrá sido que tenia un rechazo inconsciente por los relojes en mi tierna infancia que canalice consecuentemente en las pobres golosinas? O simplemente era repugnantes?

(para entender de qué hablo leer previamente este texto )

En fin, me acordé de los After Eight y mi tía Lilia.

Como ya conté en otros relatos, mi familia está compuesta por mi mamá y yo. Ella es hija única, su mamá era hija única, yo soy hija única y mi papá por su parte también es hijo único. Por lo tanto me escasean primos, tíos, y parientes varios. Así fue como mi mamá intentó llenar esos vacíos incorporando a sus amigos con rótulos de parentesco.

Tía Lilia era, en principio, nuestra vecina del 15 B. Vivía con su pareja estable Roberto y no tenían hijos, en ese momento.
Roberto era un señor de negocios (o eso comprendía mi limitado cerebro de 7 años). Siempre llevaba un portafolios con candado de númeritos que yo, cuando iba a …