19 de octubre de 2009

Aclaración para empezar de nuevo


Este blog no tiene como finalidad hablar de sentimientos encontrados o perdidos. No escribo acá ni para ponerme meláncolica ni para dar lástima. Mucho menos quiero poner triste a quien me lee, pero me es casi imposible retomar las ganas de escribir sin antes explicar (me) lo que pasó.
Necesito decirlo para volver a empezar, una vez más.


El jueves pasado se me fue el hombre más importante de mi vida. Mi viejo. 
Lo conocí hace 8 años y para mi fue como haber pasado con él toda mi vida. Se llamaba Silvio y era carpintero. Fue un gran hombre en todos sus aspectos: Honesto, bondadoso y fiel. Pero por encima de todas esas cosas fue mi viejo cuando no tenía ninguna obligación de serlo. 


Sé que con el tiempo Silvio irá apareciendo acá acompañado de mis más queridos recuerdos de él. Ahora, hasta nombrarlo me genera un gran dolor, pero sé que mi mejor forma de homenajearlo y agradecerle los pocos años juntos será contándoles a ustedes mis historias junto a él. 

1 comentario:

Bunny dijo...

Hermosa, te quiero man, sepalo y sepalo bien, serè un "freaky mala onda", pero soy un freaky mala onda que es tu amigo y te quiere y se preocupa aunque de un modo rùstico...
Bueno, basta de melosidad, cuando quieras un strip para subirte el ànimo, pasate por mi blog y concretamos un turno. (L)((L)(L)