14 de septiembre de 2009

La encuestadora que se volvió encuestada

Resulta, que me disponía a almorzar mi comida de vaga, cuando sonó el teléfono inalambrico color negro.

Yo - Aló
Mónica - Hola, mi nombre es Mónica, la llamo desde Buenos Aires con la finalidad de hacerle una encuesta sobre Restaurantes y Publicidad en el área de Rosario.
Yo - Bueno Mónica, pero mirá que tengo poco tiempo.
Mónica - El tiempo estimativo de la encuesta es de 10 minutos.
Yo - Dale entonces, prendo el cronómetro eh!

Así fue como, mientras yo ingería mis fideos, Mónica me fue haciendo preguntas sobre lugares de comida rápida, pizzerias, rotiserias, tenedores libres, mi concurrencia a esos lugares, mis preferencias y me hizo ponerles puntajes del 1 al 5 "siendo el 5 lo mejor y 1 lo peor" dijo ella.

Yo - Mónica, le explico que estoy comiendo, y como realmente quiero contestar su encuesta le ruego que me disculpe que le coma en la oreja.
Mónica - No se preocupe, le agradezco su dedicación.

Poco a poco, Mónica y yo fuimos entablando una amistad de preguntas y respuestas. Con oraciones discretas y respetuosas forjamos una conversación entretenida y casi privada: "Las preguntas que voy hacerle a continuación son de carácter privado, le ruego que me avise si alguna le incomoda" me repetía ella amorosamente. Yo, sumamente intrigada por las preguntas de carácter privado le decía que no me molestaban y ella seguía preguntando.
Mónica sabe de mi que soy estudiante universitaria, que voy a Mc Donals por lo menos una vez al mes, que no como pollo, que no me simpatizan los niños en los restaurantes, que no me gusta Billy Lomito, que tengo 2 autos, que vivo con mi mamá que es profesora universitaria, que no tengo hermanos y que no ví publicidades de hamburguesas en los últimos dos meses por televisión.
Yo de Mónica no se mucho, sé que tiene una voz suave y amistosa, que sabe leer los puntos y las comas, que escribe rápido por PC, que entiende perfectamente mis "mmm" y mis "no sé", y seguramente es morocha y alta.

Llegando al final de la encuesta, Mónica suspiró hondo y me dijo: "ya casi terminamos" como si yo estuviera podrida, pero en realidad, estaba cómoda, me divertía con ella contestando "sí, no, no se, no me gustan los chicos, 5, 3, 1". Así que empece a interpelar a Mónica. Para qué hacía la encuesta? Yo le era útil? Se había aburrido conmigo? y Mónica me dijo:

Mónica - No, para nada, al contrario. Fuiste una de las que mejor me trato y eso que ya hablé como con 10 personas.
(ya me tuteaba, que divina)
Yo - Mónica, que bien cronometrada que tenes tu encuesta. Duró exactamente 10 minutos.
Mónica - Viste? Es que yo no quiero engañar a la gente, si dura 10 minutos siento el deber de informárselo!
Yo - Bueno Mónica, me divertí mucho en serio. Gracias por llamarme.
Mónica - Gracias a vos por atenderme!

4 comentarios:

herr professor dijo...

AMO LAS ENCUESTAS

otro dia subo al Notin' una encuesta que me hicieron el otro dia..

que grosa monica...

tenia voz de tener lindas tetas??

jajajajajja

ro dijo...

despues de enamorarme de tu blog (hasta que lei que no te gusta billy lomito) me di cuenta que yo te pseudo conozco.. yo tenia un fotolog, /dumbforlife y vos sos gala la rosarina jaja. un beso y alto blog eh ♥

Blonda dijo...

me gusta el billy, pero prefiero el mc dowells jajaja!

Holaaaaaaaaaaa Rocio! obvio que me acuerdo de vos! =)
me re intriga saber cómo llegaste acá!

me alegro mucho que te guste mi blog!

ro dijo...

si tenes ganas agregame al msn (roraiberti@hotmail)o facebook y parloteamos un rato :)