31 de agosto de 2009

Las cosas por su nombre...propio II

Nadie es normal, y mucho menos los amigos que uno va juntando por la vida.
Definitivamente, esas que tengo yo, no son nada normalitas.

Por allá en el 2005, se les ocurrió que todas debíamos cambiarnos de nombre, así que dejamos de lado los nombres que nuestros padres eligieron para nosotras y adoptamos los siguientes:

- Gertrudis Adela Gladys
- Angélica
- Reichel
- Olga (este pasó de la ficción a la realidad y ahora ya es parte de la vida privada de la usuaria)
- Ramona
- Emilia
- Antonia
- Elvira

Cuánto más espantosos fueran, mejor.

Pero esta invención supero todos los límites esperados y de pronto las cosas empezaron a adquirir nuevos nombres:

- Un día, Angélica, se hizo un piercing a quién llamó "Marianito el arito".

Otro día nos mostró una mina clavada, eternamente, en su piel llamada Martita.

Entonces una conversación entre nosotras podía ser:
"Hoy Marianito se llenó de pus, y Martita me picaba"


- Yo, me contagié y bautice a mi vieja PC con un nombre de viejo: Martha.

Entonces mis oraciones quedaban:
"Martha anda enferma, la tuve que llevar al técnico".


- Y la última novedad son nuestras cámaras fotográficas con nombres propios. ¿"Pasame la cámara"? YA FUE! ahora es:

1.Pasame a la Dora!
2.Ey, dame a la Casandra
3.Che donde está la Mimi Maura que tengo que sacar fotos?
4.Voy a eliminar esta foto de la Nikola!

Otros:

La casa de Elvira se llama Lorena
La moto se llama Marcela
La heladera Isidora
y seguimos sumando.

Poco a poco mi vocabulario va mutando hasta volverse imcomprensible, así que ahora que lo compartí acá, me van a entender así que puedo decirles:

"Me voy en Marcela a Lorena que Elvira va hacer comida que tiene en la Isidora y yo de mientras le sacó fotos con la Nikola a la gata que se llama Rumba"

¿Se entendió?

1 comentario:

herr professor dijo...

despues el locod e meirda soy yo.
por otro lado mi vieja se llama olga
mi abuela angelica
y mi hermana ramona.